Viste tu mesa y consigue un look de revista

Tanto si tienes una cena especial como para el día a día... te enseñamos cómo vestir la mesa del comedor para conseguir un look estiloso de revista.

Los manteles no sólo son una forma muy buena de evitar arañazos y marcas en tu mesa, sino que también pueden añadir un elemento muy decorativo a tu comedor. ¿Alguna vez te has planteado cómo conseguir que el estilo de un mantel combine con todo el espacio? A continuación te damos algunos consejos para conseguirlo:

Utiliza colores vivos y claros en las temporadas de verano y primavera

Para vestir una mesa en primavera o verano, podemos optar por crear una atmósfera suave y delicada, como la flor de la amapola de color rojo intenso. En la decoración de la mesa el color es el auténtico protagonista. Naranjas, fucsias, verdes o azules vivos son sólo algunas de las opciones para dotar tu mesa de un aire alegre y divertido. Si te atreves, puedes combinar manteles y servilletas de diferentes colecciones y crear así una auténtica explosión de energía. También puedes optar por vestir la mesa con una base monocolor y alternar tonalidades con otros elementos como la vajilla, flores de decoración…

Seleccionando el mantel adecuado

Blanco, liso, con color, estampado… Sea como sea el mantel lo más importante para decorar una mesa es que esté impoluto (libre de manchas) y bien planchado. También es importante que la medida sea la adecuada a la mesa. La opción de colocar un mantel que caiga hasta el suelo es apropiada para 'ocultar' la mesa cuando no es bonita (como las de tipo catering que se montan y desmontan). Y tiene mucha presencia. Quizá es más protocolario. Lo habitual es que el mantel 'cuelgue' 30 cm por cada lado de la mesa, lo suficiente para que tenga caída pero no moleste al sentarse.

Si buscamos un ambiente más acogedor y cálido, podemos optar por los manteles temáticos o tropicales, especialmente ideados para decoraciones rústicas con mesas de madera. Por último, los manteles lisos son más idóneos para usarlos a diario, ya que armonizan muy fácilmente con cualquier tipo de decoración, uno morado para un aniversario o uno beige para un almuerzo veraniego.

Optando por un mantel antimanchas

Estos manteles están confeccionados en poliéster 100 % y llevan una capa antimanchas en su parte superior que hace que repelan los líquidos y las manchas. Después de comer basta con pasar una esponja húmeda por encima y las manchas desaparecen. Se pueden lavar en la lavadora a 30 grados o con agua fría y no hace falta planchar después.Tienen una buena relación calidad/precio y hay cantidad de medidas diferentes.

Para su buena conservación tan solo es necesario pasar la esponja después de cada comida y en la lavadora no utilizar suavizantes ni secadora.

Descubre toda nuestra colección de Manteles Antimanchas en nuestra tienda 

 

 

Genial ! Ya te has suscrito !
ico-collapse
0
ic-cross-line-top
Top
ic-expand
ic-cross-line-top